Caratula Lea Pa q  Hablemos FINAL.jpg

Para adquirirlos en las siguientes librerías....

(haga clic en "Lea pa'que hablemos")

mayor información: bancadelparqueradioonline@gmail.com

banner libros 2.jpg
 
Carta Abierta.jpg

Carta abierta a la opinión pública luego de las afirmaciones realizadas por Darcy Quinn en el programa Expediente Final de Caracol Televisión

 

El pasado domingo 17 de marzo de 2019 fue transmitido por Caracol Televisión y publicado en su canal de YouTube un capítulo de la serie Expediente Final titulado “Jaime Garzón sabía que sus días estaban contados” en donde hablan sobre la vida y el asesinato de Jaime Garzón. Este programa contó con la participación de personas reconocidas en el país, con Iván Lombana, exdirector de Fiscalías, y con nuestro abogado, el Dr. Sebastián Escobar. En dicho capítulo, la señora Darcy Quinn se refirió a Jaime Garzón en forma desobligante, poniendo palabras en su boca que dejan en tela de juicio su honorabilidad y la de nuestra familia.

Para ilustración de quienes no vieron el programa, la señora Darcy Quinn comienza cuestionando lo que representa Jaime Garzón para las nuevas generaciones de colombianos, acusándolas de haberlo “endiosado” porque, en su criterio, se ha querido presentar una imagen distorsionada de él que oculta los “demonios” de todo ser humano: “Como cualquier ser humano estaba lleno de demonios” (3’49’’ - 3’54’’).

Pero sin duda, la acusación más temeraria y sin ninguna prueba fue esta:

“Él estuvo en la guerrilla. Creo que le tenían el apodo de Heidi” (53’’ - 56’’). “Desde el mismo momento en que él asume entrar a la guerrilla, porque él estuvo en la guerrilla, creo que le tenían el apodo de Heidi o algo así, la niña de las praderas y creo que le tenían un trabajo que era como, según me contó él, era sacar los billetes de las caletas, orearlos para que no se dañaran  y luego volverlos a guardar” (5’01’’ - 5’22’’). Hoy nos vemos obligados a decirle, señora Darcy Quinn, que no se ponen palabras en la boca de alguien que no puede defenderse. Que no se ponen palabras en la boca de alguien que está muerto y menos para incriminarlo.

En su afán por construir una imagen frívola, negativa y descontextualizada de Jaime  Garzón,  la señora Quinn agregó que “le gustaba acercarse al poder, le gustaba ser amigo de Gaviria y ser amigo de Pastrana” (6’28’’ - 6’33’’) y que “le gustaba andar en un Porsche descapotado. Le gustaba andar con un Rolex de oro” (6’56’’ - 7’01’’).

Finalmente, la señora Quinn puso en duda la labor humanitaria que desempeñaba Jaime Garzón en la liberación de secuestrados (siendo empleado de la gobernación de Cundinamarca y de trabajar de la mano del Zar Antisecuestros de esa época), de la guerrilla de las FARC al sugerir que cobraba comisiones: “A mí no me consta si cobraba comisiones o no cobraba comisiones por hacer esos trabajos. Hay quienes dicen que sí lo hacía. Para los paramilitares sí lo hacía y así es como ellos se justifican ese acto de barbarie que cometieron al haberlo asesinado” (8’41’’ – 8’53’’).

Rechazamos las afirmaciones hechas por la señora Quinn porque son calumniosas y atentan contra la memoria de Jaime Garzón.

Nuestros abogados han logrado investigar y descubrir la participación de agentes estatales en el homicidio de Jaime Garzón, como lo recogen decisiones judiciales de la Fiscalía, el Juzgado Séptimo Especializado y el Consejo de Estado (Cfr. https://bit.ly/2FwejqW). Hoy ya es una verdad histórica conocida que el asesinato de Jaime Garzón fue un crimen de Estado y de lesa humanidad. También, que la idea de asesinarlo no nació, como dicen algunos, en el máximo líder de los grupos paramilitares, Carlos Castaño, y que su asesinato se cometió en el contexto de persecución contra defensores y defensoras de derechos humanos, gestores de paz y periodistas críticos con el poder. En el expediente penal de 50 cuadernos se reitera una y otra vez por los jefes paramilitares desmovilizados, que el papel desempeñado por Castaño en el homicidio era un favor a la cúpula militar de la época.

Está más que demostrado que Jaime Garzón nunca integró ninguna organización armada ilegal, sino que ese fue justamente el montaje elaborado por el exsubdirector de inteligencia del DAS, José Miguel Narváez, para presentarle a Carlos Castaño como “prueba” de que debía asesinarlo. Así quedó recogido en la sentencia de primera instancia contra José Miguel Narváez, obtenida después de 19 años de impunidad, en la que se reconoce que este actuó como intermediario entre militares y Carlos Castaño, entregando información para atentar contra la vida de Jaime Garzón.

Por todo lo anterior, le solicitamos a la señora Quinn que se retracte públicamente de sus afirmaciones en las mismas condiciones y en el mismo horario en que expresó tales calumnias.

Finalmente, le pedimos a la señora Diva Jessurum, directora de Expediente Final y al canal Caracol Televisión, que manifiesten públicamente, en las mismas condiciones y en la misma franja de programación, si comparten las declaraciones dadas por la señora Darcy Quinn.

 

 

Marisol Garzón Forero, hermana de Jaime Garzón.

28 de marzo de 2019, Bogotá (Colombia).

Diseño web: BPR

Banca del Parque Radio

bancadelparqueradioonline@gmail.com

Cel.: (+57) 3153384445

www.jaimegarzonforero.com

(Bogotá - Colombia)

2016

WEB_Jaime_Garzón_Forero

Go to link